Inicio / Noticias / Brasil, Noche de OVNIs: el caso cumple 30 años sin que se desvele el misterio

Brasil, Noche de OVNIs: el caso cumple 30 años sin que se desvele el misterio

El controlador de vuelo Sérgio Mota habla por primera vez sobre el episodio. Treinta años después, la «Noche de los Ovnis» sigue siendo uno de los mayores misterios de los ovnis en Brasil. El 19 de mayo de 1986, se vieron veintiún puntos brillantes en el cielo de São José dos Campos (SP). Cinco cazas de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) fueron enviados a «combatir» los objetivos, que según informes oficiales del gobierno, estaban cambiando de lugar a gran velocidad. G1 habló con los participantes en el episodio: el controlador de vuelo habló por primera vez públicamente sobre el tema.
Esa noche, el controlador de vuelo Sérgio Mota da Silva vio los puntos brillantes en el cielo. Fueron detectados por el radar de la torre de mando del aeropuerto de San José. Cuando Silva se dio cuenta del primer punto, disparó al piloto Alcir Pereira da Silva, quien pasó por la ruta de los objetos en viaje con el entonces presidente de Embraer, Ozires Silva.
Alcir volaba en un Xingu, viajando de Brasilia a São José dos Campos. En el audio de la conversación de esa noche, publicado 28 años después, Alcir advierte que se acercaría al «objetivo», pero cuando llega cambia de lugar a gran velocidad.
Después del primer intento de alcanzar los objetos, la Fuerza Aérea movilizó cinco aviones oficiales de la flota de defensa para perseguir las luces. Fueron unas cuatro horas de acecho.
A pesar de la repercusión del tema en ese momento, con declaraciones de la Fuerza Aérea y portadas de periódicos, los documentos y el audio que traían detalles del episodio conocido como «Noche de OVNIs» fueron considerados confidenciales por el gobierno durante casi tres décadas y la investigación no fue concluyente.
El único registro fotográfico del evento, de un periodista de São José dos Campos, fue confiscado por la NASA – este material nunca fue recuperado. «En ese momento, un científico que solía decir sobre la NASA fue al periódico a recoger el negativo de este material para su análisis. Era el único registro que teníamos de lo que pasó esa noche. Nunca devolvieron este material ni presentaron una opinión sobre lo que el análisis de las imágenes», dijo la fotógrafa Adenir Brito.
A pesar de no tener las películas originales de las fotos, mantiene un registro de lo que se publicó en blanco y negro en la edición del periódico del 20 de mayo de 1986. (ver abajo)
 

Las fotos publicadas en el periódico Valeparaibano en 1986 (Foto: Archivo personal / Adenir Britto)

Involucrado

Tres décadas después de la noche emblemática, el G1 recogió los informes de los tres personajes centrales de esta historia.
El evento marcó la carrera del controlador de vuelo Sérgio Mota, que ahora tiene 59 años. En ese momento, su mando le ordenó que no discutiera el asunto con sus colegas o en esas entrevistas. Hoy, desconectado del FAB, comenta por primera vez sobre el evento y lo describe como sorprendente.
Dijo que en ese momento el liderazgo pasó a los subordinados que los puntos que se veían eran de una guerra electrónica -pero él se opone. «En estos eventos, los posibles enemigos utilizan dispositivos para confundir el radar colocando puntos de luz. Se confunden con los aviones y arruinan el control del espacio aéreo. A pesar de la explicación, estos puntos no podían ser vistos por los ojos humanos, a diferencia de lo que sucedió ese día», explicó.
La experiencia, sin embargo, no fue suficiente para que él creyera en la «vida más allá de la tierra». «No sé qué pasó ese día. La velocidad, el número de puntos, no puedo decirte qué fue eso. Pero no creo en un extraterrestre, que sabe cuándo vendrá a mí y se presentará a RG, entonces le creeré», bromeó.
Otra pieza importante en el rompecabezas misterioso es Ozires Silva, que también es escéptico sobre la presencia de extraterrestres esa noche, pero tiene incertidumbres sobre lo que pasó. «Por supuesto, puede haber vida fuera de la Tierra. Pero que podamos comunicarnos con ellos y que ellos se comuniquen con nosotros me parece muy inviable. Las distancias en el espacio exterior son tales que es muy difícil tener comunicaciones entre los planetas, incluso desde el Sistema Solar», dijo.
Aunque no está incluido en los informes oficiales, Ozires dice que dividió la tarea de volar el avión esa noche con Alcir Pereira. Para Alcir, ese 19 de marzo también es desconocido. «He sido piloto durante muchos años y nunca he visto nada igual. Era demasiado ágil, imposible que hubiera un humano en él. No sé si fue un récord, pero fue un brillo muy fuerte», recordó.

Misterio

Para el consultor de la revista OVNI, Renato Mota, la aparición fue el mayor contacto de la vida inteligente fuera de la Tierra con los seres humanos. «Eso son 130 mil millones de estrellas. Pensar que sólo la Tierra está habitada es egoísta. Hoy en día la cuestión ya no es si hay vida fuera de la Tierra, ya la conocemos. La pregunta ahora es cuándo se van a presentar», dijo.
Según Mota, las respuestas presentadas por los organismos oficiales sobre la «Noche de los OVNIs» son suposiciones. «No podría ser una estrella porque las estrellas no pueden ser capturadas por radares; las guerras de luz no pueden ser vistas por los ojos humanos. No hay nada que responda a eso a menos que sea un contacto. Para mí es un misterio resuelto, eran naves de civilizaciones avanzadas», definió.
Para el astrofísico de la Universidad del Vale do Paraíba (Univap), Oli Luiz Vors Júnior, no hay pruebas científicas de que haya vida fuera de la Tierra y que la explicación de la noche del 19 de mayo fue el paso de un cometa.
«Cuando entra en la atmósfera, [el cometa] se calienta y emite luz…. Eso explica los puntos brillantes y la detección del radar, ya que tiene masa. El número puede ser explicado por los meteoritos que terminan siguiendo al cometa», explicó.

Confidencial

En el momento del hecho, el entonces Ministro de Aeronáutica, Brigadier Octávio Júlio Moreira Lima, dijo en una conferencia de prensa con los pilotos que el hecho sería comprobado por la agencia. El resultado fue un expediente confidencial desde 1986 y que no se publicó hasta 2014.
Al oírlo, los pilotos confirmaron que veían puntos de luz en el cielo, que cambiaban de color y se movían a gran velocidad. El dossier con el título ‘Posible Aparición de OVNIs en São José dos Campos y Anápolis’ concluyó que «los fenómenos eran sólidos y reflejaban de alguna manera inteligencias, por la capacidad de seguir y mantener distancia de los observadores».
Los informes ahora forman parte de la colección de los Archivos Nacionales, siendo el segundo material más consultado de la colección, detrás sólo de los informes de la dictadura militar. A través de la búsqueda se digitalizaron todos los archivos y en 2014 se pudo acceder a ellos a través de Internet.

No concluyente

El G1 fue a la Fuerza Aérea para averiguar, 30 años después, las respuestas a la «Noche de los OVNIs».
La agencia explicó en una nota que «no cuenta con una estructura y profesionales especializados para llevar a cabo investigaciones científicas o emitir opiniones sobre este tipo de fenómenos aéreos. También informó que cada vez que se ve un objeto volador no identificado, se elabora un informe en un registro público.
Fuente: globo.com

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. proyectosigno.com distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

Le puede interesar

ufo cloud

Gigantes de la tecnología están trabajando con alienígenas

El último avistamiento de OVNIs en California ha hecho creer a muchos teóricos de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *