Inicio / Conspiraciones / El ovni que se estrelló en Bolivia, 1947
Ufo Bolivia

El ovni que se estrelló en Bolivia, 1947

Independientemente de si los OVNIS realmente se han estrellado contra la Tierra, no puede haber duda de que mencionar las palabras «estrellado» y «OVNI» en la misma frase inevitablemente trae a la mente el controvertido asunto de Roswell, Nuevo México, de julio de 1947. Pero, hay muchos otros casos en el archivo que podrían, quizás, ser llamados los «hermanitos» de Roswell.

La génesis del asunto en cuestión parecía provenir de un telegrama del Departamento de Estado de los Estados Unidos transmitido desde la Embajada de los Estados Unidos en La Paz, Bolivia, al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Washington, D.C., el 15 de mayo de 1978. Captioned Report of Fallen Space Object (Informe subtitulado de objeto espacial caído), detalla los extraños acontecimientos que se produjeron en Bolivia.

«Los periódicos bolivianos publicaron esta mañana un artículo sobre un objeto no identificado que aparentemente cayó recientemente del cielo. El objeto fue descubierto cerca de la ciudad boliviana de Bermejo y fue descrito como en forma de huevo, de metal y de unos cuatro metros de diámetro. La Fuerza Aérea boliviana planea investigar para determinar cuál podría ser el objeto y de dónde proviene. He expresado nuestro interés y voluntad de ayudar. Ellos le aconsejarán».

El autor del informe añadió, con cierto significado: «Solicite al departamento que verifique con las agencias apropiadas para ver si pueden arrojar alguna luz sobre lo que podría ser este objeto. La región en general ha tenido más que su parte de reportes de OVNIS la semana pasada. Solicita una respuesta lo antes posible».

LA CIA visita Bolivia

El Departamento de Estado no fue la única rama del gobierno que se interesó en el caso, como lo deja muy claro un informe de la CIA, también del 15 de mayo de 1978:

«Mucha gente en esta parte del país afirma haber visto un objeto que parecía un balón de fútbol cayendo detrás de las montañas de la frontera argentino-boliviana, causando una explosión que sacudió la tierra. Esto tuvo lugar el 6 de mayo. En esa época, algunas personas de las provincias de San Luis y Mendoza reportaron haber visto a un escuadrón de platillos voladores volando en formación».

La CIA prosiguió: «Las noticias de Salta confirman que el satélite artificial cayó en la montaña de Taire en Bolivia, donde ya ha sido localizado por las autoridades. Las mismas fuentes dijeron que la zona donde cayó el satélite artificial ha sido declarada zona de emergencia por el gobierno boliviano».

Fechado el 16 de mayo de 1978 y titulado Reports Conflict on Details of Fallen Object, un segundo documento de la CIA dice así:

«Hemos recibido otra llamada telefónica de nuestra audiencia solicitando confirmación de los informes de que un objeto no identificado cayó en territorio boliviano cerca de la frontera con Argentina.

Sólo podemos decir que las emisoras de radio argentinas y uruguayas están informando sobre esto con mayor frecuencia, diciendo que las autoridades bolivianas han solicitado urgentemente ayuda a la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos para determinar la naturaleza de lo que se estrelló en una colina en territorio boliviano».

Y la historia progresó así, dijo la CIA: «Hace unos minutos, Radio El Espectador de Montevideo anunció que había incertidumbre sobre la veracidad de estos informes. Fuentes argentinas indicaron que la frontera con Bolivia había sido cerrada pero que pronto podría ser reabierta.

También informaron que un objeto no identificado había caído en suelo boliviano cerca de la frontera con Argentina y que las autoridades locales bolivianas habían solicitado ayuda al gobierno central, el cual, a su vez, había solicitado asistencia a la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos para investigar el caso».

Entonces las cosas se volvieron aún más curiosas, como lo dejó muy claro la CIA: «Un periódico de La Paz dijo hoy que hay un gran interés en conocer la naturaleza del objeto caído, añadiendo que las autoridades locales, por razones de seguridad, habían acordonado 200 km alrededor del lugar donde cayó el objeto.

Se dice que el objeto es un dispositivo mecánico con un diámetro de casi 4 metros que ya ha sido traído a Tarija. Existe interés en determinar la exactitud de estos informes que se han difundido rápidamente por todo el continente, particularmente en Bolivia y sus países vecinos. ¿Es un satélite, un meteorito o una falsa alarma?»

Una revisión de los archivos de la CIA y del Departamento de Estado revela que el 18 de mayo de 1978 la Embajada de Estados Unidos en La Paz volvió a enviar un telegrama al Secretario de Estado, Washington, DC. Secreto Clasificado, el telegrama reveló lo siguiente:

«La información preliminar proporcionada ha sido verificada con las agencias gubernamentales apropiadas. No se puede establecer una correlación directa con objetos espaciales conocidos que puedan haber vuelto a entrar en la atmósfera terrestre cerca del 6 de mayo; sin embargo, seguimos examinando todas las posibilidades.

Se invita a su atención el Airgrama Estatal A-6343, de 26 de julio de 1973, que proporciona información de fondo y orientación para tratar con los objetos espaciales que se han encontrado.

En particular, cualquier información relativa a las observaciones previas al impacto, la dirección de la trayectoria, el número de objetos observados, el momento del impacto y una descripción detallada que incluya cualquier marca sería útil».

Seis días después, la Agregaduría de Defensa de Estados Unidos en La Paz transmitió una comunicación a una variedad de agencias militares y gubernamentales de Estados Unidos, incluyendo NORAD, la Fuerza Aérea de Estados Unidos y el Departamento de Estado. Su contenido es una lectura intrigante:

«Esta oficina ha intentado verificar las historias publicadas en la prensa local. El Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Boliviana le dijo a DATT/AIRA esta fecha que aviones del BAF han sobrevolado la zona donde se suponía que había aterrizado el objeto y que en su búsqueda dibujaron un espacio en blanco.

Además, DATT/AIRA habló esta fecha con el Comandante del ejército boliviano e informó a DATT que el grupo de búsqueda del ejército ordenó ir a la zona para encontrar el objeto no había encontrado nada. El ejército ha llegado a la conclusión de que puede haber o no un objeto, pero hasta la fecha no se ha encontrado nada».

Entonces, ¿qué ocurrió exactamente en ese fatídico día de mayo de 1978? Aunque los registros disponibles del gobierno de los Estados Unidos ciertamente apuntan a la probabilidad de que algo fuera de lo común ocurriera, también plantean más preguntas.

El informe de la CIA del 15 de mayo de 1978 afirmaba claramente que el objeto había caído a tierra en la montaña de Taire, Bolivia, y que «ya había sido localizado por las autoridades». Además, al día siguiente, la CIA supo que el objeto había sido «traído a Tarija». Por el contrario, el Ejército y la Fuerza Aérea bolivianos informaron a la Agregaduría de Defensa de Estados Unidos que su búsqueda del objeto misterioso había quedado en blanco y no se encontró nada. ¿Estaba mal informada la CIA, o los bolivianos mantenían al Departamento de Estado en la oscuridad? A pesar de todo, de las respuestas a esas preguntas, la historia no termina ahí.

Los rumores de la arena de la información tentadora sugieren que el objeto pudo haber sido recuperado por las autoridades de los Estados Unidos, y que tanto la CIA como la NASA jugaron un papel clave en el caso. En junio de 1979, el investigador/autor de OVNIS, Leonard Stringfield, fue contactado por un investigador argentino, Nicholas Ojeda, quien tenía algunos datos interesantes que dar con respecto al accidente. Según Ojeda:

«Hay un informe de un grupo de investigadores que desaparecieron misteriosamente en la zona. Realmente creo que algo grande pasó en Salta. La NASA investigó, pero no hubo noticias de ello. Tengo que decirles que en La Paz, Bolivia, un enorme Hércules C-130 llevaba ‘algo’ de la zona donde el OVNI se estrelló».

Además, la investigación de Stringfield llevó a la revelación de que una fuente de la CIA conocida por el investigador Bob Barry confirmó que el vuelo C-130 tuvo lugar y que él estaba a bordo de la aeronave. «Sin comentarios» fue la respuesta que Barry recibió cuando se planteó la cuestión de la carga del avión.

Desafortunadamente, la evidencia disponible aún no responde a esa pregunta crucial: ¿Qué fue lo que se estrelló en Bermejo, Bolivia, en mayo de 1978? Parece poco probable que el objeto fuera un meteorito, principalmente debido a la descripción que figura en el telegrama del Departamento de Estado de 15 de mayo: «El objeto era….en forma de huevo, de metal y de unos cuatro metros de diámetro.»

¿Qué hay de la posibilidad de que el objeto haya sido un satélite hecho por el hombre o un lanzacohetes? Una vez más, esa teoría fue puesta en duda por el telegrama secreto del Departamento de Estado del 18 de mayo, que afirmaba claramente que «no se puede establecer una correlación directa con objetos espaciales conocidos que puedan haber entrado en la atmósfera terrestre cerca del 6 de mayo».

Además, ¿qué hay de la declaración de la CIA de que «la gente de las provincias de San Luis y Mendoza reportó ver un escuadrón de platillos voladores volando en formación», y la revelación del Departamento de Estado de que «la región en general ha tenido más que su parte de reportes de OVNIs la semana pasada»?

Ante este abrumador conjunto de pruebas oficiales, sería prudente que pensáramos seriamente en este extraño pero intrigante asunto. ¿Ovni, satélite, cohete de refuerzo, o algo más?

El tiempo algún día lo dirá. O, como en el caso de Roswell, la historia puede convertirse en otro Jack el Destripador ufológico – una saga de décadas de antigüedad llena de innumerables teorías, pero -debido al largo paso del tiempo- una sin evidencia sólida que apoye ninguna de esas mismas teorías. Veremos….tal vez…

Fuente: Nick Redfern – mysteriousuniverse.org

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. proyectosigno.com distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

Le puede interesar

navy ufo ovni ovnis marina

La Marina tiene un video secreto clasificado de un famoso incidente ovni

Una solicitud de registros muestra que el Pentágono ha «descubierto ciertas diapositivas informativas clasificadas como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *