Inicio / Ciencia y Tecnologia / Extraterrestres Avanzados como Aproximación a Dios
luz arriba

Extraterrestres Avanzados como Aproximación a Dios

Nuestro primer encuentro con la tecnología E.T. podría ser tan desconcertante para nosotros como lo hubiera sido un smartphone para un Neandertal.

A pesar de la impresión que uno obtiene de los libros de texto, nuestro conocimiento actual del universo representa una pequeña isla en un vasto océano de ignorancia. El objetivo de la empresa científica es expandir la masa terrestre de esta isla. Y es divertido dedicarse a la actividad de adquirir conocimientos; saber todo de antemano habría sido mucho más aburrido. Aún así, sería chocante aprender de una vez por todas los descubrimientos de una civilización alienígena que ha estado haciendo exploración científica y tecnológica durante miles de millones de años, en contraste con nuestros pocos siglos. El eminente escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke codificó esta idea en la tercera de sus tres leyes:

«Toda tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia».

Dicho de otra manera, los miembros de tal civilización nos parecerían una buena aproximación a Dios.

Conociendo una pieza de equipo tecnológico avanzado desarrollado por una inteligencia extraterrestre podría parecerse a un encuentro imaginario de antiguos cavernícolas con un teléfono celular moderno. Al principio, lo interpretaban como una roca brillante, sin reconocerlo como un dispositivo de comunicación. Lo mismo podría haber ocurrido en reacción a la primera detección de un visitante interestelar al sistema solar, ‘Oumuamua, que mostró seis propiedades peculiares pero que sin embargo fue interpretado como una roca por los astrónomos convencionales.

Debido a que probablemente sería relativamente pequeño, el equipo más avanzado sólo podría ser reconocido en la oscuridad del espacio cuando se acerca lo suficiente a nuestra farola más cercana, el sol. Podemos buscar «llaves» tecnológicas bajo esta farola, pero la mayoría de ellas pasarán desapercibidas si pasan muy lejos. Más fundamentalmente, uno podría preguntarse si somos capaces de reconocer tecnologías que no hayan sido desarrolladas por nosotros. Después de todo, estas tecnologías podrían tener propósitos sutiles, como las señales de comunicación por teléfono celular que una persona de las cavernas pasaría por alto.

¿Hay algo que nos podamos estar perdiendo ya aquí y ahora? Cuando miramos a nuestro alrededor, el fenómeno más misterioso que encontramos rutinariamente es la sofisticación de la vida compleja. Algunos científicos se preguntaban si la vida misma fue sembrada en la Tierra por una civilización alienígena en un proceso llamado «panspermia dirigida». Uno puede imaginar una sonda que trajo las semillas de la vida en forma de microbios o, en su lugar, una impresora tridimensional que produjo estas semillas a partir de las materias primas de la Tierra sobre la base de un plano prescrito. La universalidad (quiralidad) de todas las formas de vida de la Tierra sin excepción puede interpretarse como el resultado de un solo evento de panspermia, ya sea natural (a través de una roca que llega desde el espacio) o artificial en origen. Incluso en este contexto, nuestra imaginación de lo que los alienígenas podrían hacer mejorará una vez que seamos capaces de producir vida sintética en el laboratorio.

El número de sondas dirigidas que se necesitan para sembrar vida artificialmente en la zona habitable de un sistema planetario es mucho menor que el número de rocas naturales que sirven el mismo propósito en trayectorias aleatorias. La ventaja de la impresión tridimensional de la vida a partir de materias primas en un planeta objetivo es que las muestras de ADN natural viven una vida finita y pueden llegar a desintegrarse en unos pocos millones de años, mientras que la maquinaria artificial puede construirse para durar mucho más tiempo.

En este momento, nuestra civilización es altamente vulnerable a la aniquilación por heridas autoinfligidas, como las guerras nucleares o el cambio climático, así como por amenazas externas como los impactos de asteroides o la evolución del sol. Por mucho que la Tierra parezca ser un hogar cómodo para nosotros en este momento, sería prudente no mantener todos nuestros huevos en una sola canasta. Debemos aventurarnos en el espacio y sembrar objetos más allá de la Tierra con la vida tal como la conocemos, reduciendo así el riesgo de destrucción completa y asegurando la longevidad de las cosas que nos importan.

Si alguna vez encontramos evidencia de vida en otros objetos y todo se ve igual, o si la vida extraterrestre parece estar inusualmente agrupada en el espacio, podríamos darnos cuenta de que tiene una ascendencia común y que la panspermia está en juego. La situación sería como reconocer que demasiados niños en el vecindario se parecen al lechero.

Si la vida fue sembrada artificialmente en la Tierra, uno puede preguntarse si las sembradoras están comprobando el resultado. Y si es así, el hecho de que no hayamos escuchado de ellos puede indicar que están decepcionados. El experimento puede haber fallado, o simplemente somos demasiado lentos para madurar. Bueno, esto puede no ser una sorpresa dada la forma irresponsable en que nos comportamos a veces. Tal vez si supiéramos que alguien está mirando por encima de nuestros hombros, lo haríamos mejor. No es demasiado tarde para que lo averigüemos, utilizando los mejores telescopios a nuestra disposición.

Fuente: Abraham Loeb – scientificamerican.com

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. proyectosigno.com distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

Le puede interesar

alien planets

Podría haber 36 civilizaciones alienígenas inteligentes en la Vía Láctea, según un estudio

Un estudio ha descubierto que puede haber más de 30 civilizaciones alienígenas inteligentes viviendo en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *