Inicio / Encuentros Cercanos / OVNI «aparece» dentro de un cuarto de escuela en Argentina (1979)

OVNI «aparece» dentro de un cuarto de escuela en Argentina (1979)

La primera información recibida sobre este caso apareció el 15 de enero de 1979 en el diario La Razón, de Buenos Aires, en el que se hablaba de un incidente que supuestamente se había producido. Un objeto volador no identificado apareció repentinamente ante un niño de 12 años en una escuela de Loreto, en la provincia de Santiago del Estero.Dos humanoides descendieron del objeto vestidos con ropa de color aluminio. El niño fue inmediatamente inmovilizado por ellos. Permanecieron en la habitación durante un tiempo considerable. Se dice que el incidente tuvo lugar a mediodía.

Escribimos al testigo, Marcos Rafael Suárez, pidiendo información detallada y recibimos una respuesta del Sr. Juan Ángel Gómez, que vive en Loreto y que está colaborando amablemente con nosotros en este asunto, entrevistando al niño en nuestro nombre. Esto nos ha permitido reconstruir el supuesto incidente. Tuvo lugar el sábado (posiblemente el 13 de enero) a las 11.50 a.m. en una habitación de 4 por 4 metros en una escuela local, donde el padre del niño trabaja como conserje.

En la sala había, entre otras cosas, un frigorífico de queroseno, una mesa de madera que servía de escritorio, algunas sillas pequeñas y otras mesas. También había una caja que contenía medicamentos, un tocadiscos que no estaba en uso en ese momento, e iluminación eléctrica que tampoco estaba en uso en ese momento. El niño estaba solo en la habitación en el momento del suceso, poniendo un trozo de sandía en el refrigerador, y mientras lo hacía oyó caer al suelo una caja de cartón llena de periódicos. Al girar, vio una extraña máquina de forma rectangular de 60 cm de ancho por 140 cm de alto y 100 cm de largo. Era de color aluminio, con una pantalla de tipo negro como un tubo de TV, en la parte superior delantera, y a través de la cual se podía ver una sección del interior del objeto. A través de la pantalla el niño vio lo que parecía un tanque con cables conectados a él. Debajo de la pantalla había un reflector similar al faro de un coche, y debajo del reflector había líneas verticales negras de longitud uniforme, espaciadas uniformemente a lo largo de la parte delantera de la «Máquina». La «máquina» misma estaba suspendida en el aire a unos 20 cm por encima del suelo. Un ruido, como un ventilador eléctrico en movimiento, podía ser escuchado.

De repente, dos puertas (o solapas), una a cada lado del objeto, se abrieron hacia afuera y hacia abajo. De la puerta lateral derecha surgió un pequeño ser de unos 80 cm de altura, al que siguió la aparición de un ser similar en la puerta lateral izquierda. Estaban vestidos con un mono de una pieza brillante, con correas brillantes. Llevaban cascos del mismo material y una banda oscura de vidrio en la cara a la altura de los ojos. Se dijo que el ser que descendía del lado izquierdo de la máquina se apoderó del brazo derecho niño (el niño mide 150 cm de alto), y se dio cuenta de que la mano del pequeño ser tenía sólo cuatro dedos. El chico intentó liberarse, pero el humanoide lo agarró más fuerte. Al mismo tiempo escuchó el sonido de una voz que le parecía emanar del objeto y que decía, ¡si! Español, «siéntate no te muevas». El ser obligó al niño a sentarse en una silla pero, aunque no podía moverse, permaneció consciente. Mientras estaba en la silla, el niño notó que el otro estaba cerrando la puerta exterior de la habitación y luego se dirigió hacia una habitación adyacente. El niño observó ahora que cada ser tenía, atado a su espalda, un objeto que parecía un sifón de soda con un dispositivo parecido a un reloj colocado en la parte superior.

Mientras tanto, el humanoide que se había apoderado del niño regresó a la máquina y aparentemente activó un reflector que emitía un poderoso rayo de luz rojiza. Esto «cegó» al niño y le hizo llorar los ojos. En este punto, se dice que el niño, incapaz de gritar o moverse, habìa perdido el conocimiento. Después de un intervalo de tiempo, cuya duración el niño no conoce, recuperó el conocimiento y se encontró todavía en la silla, y ahora podìa moverse. Frotándose los ojos se dio cuenta de que los seres y la máquina habían desaparecido.

La puerta que uno de ellos había cerrado estaba ahora abierta y el joven corrió a través de ella, cayendo de cabeza al suelo. Su hermana de 8 años llegó justo después de su caída y lo vio levantándose del suelo. Poco después de esto su padre llegó a la escena y vio que la cara de su hijo era de color rojo púrpura, y que estaba en un alto estado de tensión nerviosa. Al preguntarle qué había pasado Marcos relató todo lo que había pasado. El padre de Marcos, al darse cuenta de que su hijo había sufrido un gran shock, lo llevó a un médico local que lo examinó inmediatamente y le dio algunos sedantes para que tomara.

El incidente fue reportado a la estación de policía por el conserje.

Otros detalles que queremos mencionar son que los humanoides estaban en proporción a su altura. Además, después de recobrar el conocimiento, el niño encontró la habitación desordenada, pero aparentemente no faltaba nada. Un olor a azufre impregnaba la habitación.

Los habitantes de las casas vecinas afirmaron que los ventiladores eléctricos y los refrigeradores dejaron de funcionar y que sus radios emitían el sonido de las descargas eléctricas y las interferencias. El señor Gómez amablemente nos envió detalles de los antecedentes y la familia de Marcos.

Está a punto de iniciar sus estudios secundarios, es muy animado y está interesado en leer revistas deportivas. Disfruta de buena salud. Es católico y actúa como monaguillo en la iglesia local. Vive en una pequeña ciudad rural con sus padres, hermanos y hermanas, donde la mayoría de la gente se conoce.

No podemos llegar a ninguna conclusión definitiva sobre este caso hasta que hayamos reunido más información sobre el mismo. Esperamos recibir pronto el informe del médico sobre el estado del niño. La Hna. Gómez ha ofrecido para seguir el caso por nosotros y, tan pronto como obtengamos nueva información de él, lo reportaremos debidamente.

Fuente: Flying Saucer Review Marzo-Abril 1979

Le puede interesar

George Adamski

George Adamski se hizo famoso al compartir sus fotos de OVNIs y encuentros con extraterrestres

George Adamski afirmó haber conversado con los venusianos usando gestos con las manos y telepatía …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *