Inicio / Avistamientos / OVNI se Estrella en Dalnegorsk, Rusia ante Cientos de Testigos (1986)
Microdistrito de Goreloye en Dalnegorsk

OVNI se Estrella en Dalnegorsk, Rusia ante Cientos de Testigos (1986)

Un objeto volador no identificado se ha estrellado en el Lejano Oriente. Cientos de personas fueron testigos del evento. El OVNI se estrelló en las montañas rocosas localizadas en la ciudad de Dalnegorsk.

Un extraño objeto esférico ha rozado ligeramente el monte aproximadamente a las 8:00 p.m. del 29 de enero de 1986. Los testigos afirman que vieron un destello brillante pero no oyeron nada. El resplandor del fuego parecía bastante extraño: la aureola azul duró aproximadamente una hora y media.

Al principio, los residentes locales pensaron que era un cohete de la base militar más cercana. Sin embargo, resultó que ni nuestras fuerzas armadas ni las extranjeras impartían entrenamiento en ese momento.

Pocos días después del incidente, un grupo de socorristas e investigadores encabezados por el profesor Dvuzhilin subió a las Rocosas. Consiguieron recoger fragmentos de metal vitrificado para su análisis.

Los científicos quedaron fascinados con los resultados

Los fragmentos contenían la mayoría de los elementos de la tabla periódica. La aleación era increíblemente fuerte; nada más que un cortador de diamantes podía cortarla. También a los fragmentos de metal les pasaban cosas extrañas: algunos metales fueron milagrosamente sustituidos por otros. Después de fundir la aleación en vacío, el análisis de espectro no detectó partículas de oro, plata y níquel previamente presentes. En cambio, aparecieron elementos como el titanio y el molibdeno.

En aquel entonces los científicos no podían encontrar una explicación lógica y simplemente lo llamaban «misticismo». La principal sorpresa, sin embargo, aún no se había descubierto. Algunos de los fragmentos contenían gazas inusuales. Estaba hecho de los más pequeños (sólo 17 micrones de ancho) hilos carbónicos y metálicos. A su vez, estaban hechas de fibras retorcidas.

Era imposible en ese momento crear algo que se pareciera a esa obra. Nadie sabía cuál era su propósito principal. Los científicos rusos no quisieron mencionar a los extraterrestres y simplemente asumieron que el objeto estrellado era un aparato americano; y que la gaza era un mero ejemplo de sus revolucionarios avances tecnológicos.

Después del colapso de la URSS, todos esos fragmentos (recogidos a 611 m de altura) fueron presentados a científicos ingleses, americanos y japoneses. A todos se les permitió asistir al lugar de la catástrofe y filmar el paisaje. Valeri Dvuzhilin se puso en contacto con sus colegas estadounidenses; sin embargo, no fueron de mucha ayuda. Los científicos estadounidenses refutaron la suposición de que el objeto tenía algo que ver con las tecnologías innovadoras estadounidenses. Al final, ambas partes empezaron a sospechar de la KGB.

De hecho, la KGB tuvo algo que ver con el accidente. Los miembros del comité regional de Extremo Oriente decidieron llevar a cabo su propia investigación. La investigación fue iniciada principalmente por ciertos rumores de los locales que afirmaban que la KGB estaba probando algunas armas secretas.

En aquel entonces, treinta y tres objetos voladores no identificados fueron vistos cerca de Dalnegorsk. Flotaron a las 6:11 e iluminaron la superficie. Guardias del ejército, tripulaciones de la marina observaron el espectáculo junto con cientos de residentes locales. Las estaciones de radio y televisión anunciaron que eran simplemente «condiciones meteorológicas».

Todos preferían olvidar lo que pasó en el 611. Los guardias del ejército de la región de Nakhodka vieron un OVNI. El objeto se encontraba a 25 kilómetros de Dalnegorsk. Esta máquina de forma triangular equipada con seis motores se movía silenciosamente, flotando sobre el mar y tierra firme. Desapareció después de una hora.

Después, los pescadores locales descubrieron una sustancia bastante extraña en el agua. Curiosamente, fue similar a la encontrada y examinada por Dvuzhilin en 1986. Aleaciones similares sólo se encontraron en las montañas en lugares donde la gente fue testigo de esos objetos voladores.

Otra expedición que fue enviada a las montañas para examinar más a fondo el área detectó una anomalía mayor a la altura de 611. Después del accidente del OVNI, incluso el silicio se magnetiza en el área.

«Subimos a la cima del monte junto con Valeri Dvuzhilin», dice el líder de la expedición, Vadim Chernobrov. «Adquirimos casi treinta kilos de diversas muestras, como partículas de metal, fragmentos de madera y piedras. Posteriormente se enviaron a Moscú junto con las muestras adquiridas anteriormente para su posterior análisis. Fueron examinados en varios centros de investigación para obtener resultados más objetivos».

El análisis preliminar arrojó resultados sensacionales: no eran ni rastros de cataclismos naturales, ni productos de tecnologías terrenales. El lugar a 611 m es el único lugar del mundo con rastros distintivos del aterrizaje de los OVNIS.

Vadim Chernobrov supone que no hubo un accidente, sino un aterrizaje bastante malo. Según Dvuzhilin, Dalnegorsk atrae a los OVNIs debido a algunos campos únicos de metales raros. Si esto es cierto, entonces otra visita no está tan lejos.

Fuente: www.Pravda.Ru

Colabora con ProyectoSigno

Le puede interesar

farmintong

El caso de la Armada de OVNIs de Farmington, Nuevo México

Cuando vemos la palabra armada, la mayoría de nosotros nos imaginamos una flota de barcos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *