Inicio / Noticias / ¿Por qué se tiñó de azul el cielo de Nueva York tras incendio?
El brillo azul que iluminó el horizonte de la ciudad de Nueva York anoche fue el resultado de un incendio en una subestación eléctrica en Queens. Foto: Ken Ferrante

¿Por qué se tiñó de azul el cielo de Nueva York tras incendio?

(Bloomberg) — Cuando una subestación eléctrica se incendia, es posible que se produzcan llamas blancas, amarillas y quizás naranjas, pero… ¿azul brillante? Ese es el color que iluminó el cielo de Nueva York luego de que un transformador defectuoso en una subestación de Consolidated Edison causara un destello durante la noche. Fue tan sorprendente que Twitter se llenó de teorías conspirativas relacionadas con ovnis.

¿La causa más probable del fenómeno? El aluminio. Eso contenían los equipos que se quemaron y posiblemente crearon una sombra azul sobre la ciudad, según Allan Drury, vocero de ConEd. De hecho, se utilizan muchos metales en las subestaciones, en particular en los transformadores, explicó Thomas Converse, presidente de la firma de ingeniería y energía LIG Consultants de Canton, Massachusetts. Pueden emitir una luz azul cuando se queman, en especial cuando se reflejan en el polvo y otras partículas en el aire, detalló.

«Si fuera un ovni ya me habría ido de la ciudad», bromeó Drury.

Nota Original:Why a Substation Fire Turned New York City’s Sky Bright Blue

Reportero en la nota original: Lynn Doan en San Francisco, ldoan6@bloomberg.net

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. proyectosigno.com distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

Colabora con ProyectoSigno

Le puede interesar

Christopher Mellon

Ex oficial de defensa de los EE.UU: «Sabemos que los OVNIs son reales»

Después de un informe bomba que detalla las interacciones casi diarias con objetos voladores no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *