Inicio / Noticias / ¿Un ovni o el más reciente UAV sigiloso de E.E.U.U.? Irán acaba de ver algo que pasa volando a mach 10
drone hypersonico UAV

¿Un ovni o el más reciente UAV sigiloso de E.E.U.U.? Irán acaba de ver algo que pasa volando a mach 10

Punto clave: Es poco probable que el nuevo UAV sea capaz de realizar un vuelo hipersónico de Mach-10. El Pentágono sigue luchando por alcanzar Mach cinco.
Irán es el único país, además de los Estados Unidos, que opera el avión interceptor más poderoso de la historia, el F-14 Tomcat. Y la República Islámica ha trabajado duro con los cazas bimotores de ala giratoria.

Los F-14 jugaron un papel importante en la guerra de Irán con Irak de 1980 a 1988. Los pilotos iraníes del Tomcat fueron los únicos que emplearon con éxito el misil de largo alcance y peso pesado AIM-54 Phoenix del F-14 para derribar aviones enemigos.

En las décadas posteriores a la guerra, Teherán reparó y mejoró los F-14 sobrevivientes, recorriendo el mundo en busca de piezas en desafío a un embargo del gobierno de los Estados Unidos.

Los estadounidenses retiraron sus F-14 en 2006, pero alrededor de 40 de los Tomcats de Irán siguen activos. Su principal función es la defensa de las instalaciones nucleares de Irán. Es una misión que ha puesto a los interceptores en estrecho contacto con algunos aviones muy misteriosos, según una extraña y fascinante historia de 2013 en la revista Combat Aircraft del reportero Babak Taghvaee.

Los iraníes creían que los objetos eran drones espías pertenecientes a la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU., enviados a husmear el supuesto programa de armas atómicas de Teherán. Pero atribuyen a estos supuestos vehículos aéreos no tripulados características de vuelo y capacidades mucho más allá de lo que cualquier avión no tripulado conocido puede lograr.

Y en 2012 uno de los supuestos robots voladores supuestamente también derribó un F-14 intentando interceptarlo. O al menos algunos iraníes parecen creerlo de verdad.

A lo largo de las décadas, Teherán ha construido tres grandes instalaciones nucleares que podrían, en teoría, ser utilizadas para ensamblar armas atómicas: reactores en Bushehr y Arak y una planta de enriquecimiento en Natanz.

Esta infraestructura se hizo pública en 2002. Sin duda, la CIA se interesó mucho, potencialmente mucho antes de esa fecha. «Se enviaron varios vehículos aéreos no tripulados de reconocimiento para recoger información de inteligencia para preparar un posible ataque» por las fuerzas occidentales, escribió Taghvaee.

Para proteger las instalaciones nucleares, en 2004 Irán desplegó una fuerza de tareas compuesta por ocho cazas F-4E y ocho F-14, además de un antiguo avión de pasajeros 707 y un avión de carga C-130 equipado con sensores y radios de mando y control. El grupo de tareas se encontró con lo que creía que eran aviones teledirigidos de la CIA con «sorprendentes características de vuelo».

Los UAVs podrían atascar los radares e interrumpir los sistemas de navegación de los interceptores. Volaron «fuera de la atmósfera» a velocidades de hasta Mach 10. Podrían flotar. Volando de noche, emitían una luz azul reveladora que les llevaba a su apodo: «objetos luminosos».

«En varios casos… los F-14 se enfrentaron a ellos pero no pudieron operar sus sistemas de armamento adecuadamente», escribió Taghvaee. Un Tomcat que despegó para interceptar un objeto luminoso el 26 de enero de 2012 explotó misteriosamente, matando a ambos tripulantes. Taghvaee implica que el supuesto UAV fue de alguna manera responsable, ya que el F-14 en cuestión era «uno de los más aptos» de los 40 o más Tomcats entonces en servicio.

No hace falta decir que la CIA y el Pentágono muy probablemente vuelan aviones de reconocimiento cerca e incluso sobre sitios nucleares iraníes. En 2012 y 2013, los cazas iraníes trataron de interceptar los aviones teledirigidos American Predator fuera del espacio aéreo de Teherán. En el incidente de 2013, un caza furtivo F-22 de la Fuerza Aérea de EE.UU. bloqueó la intercepción con una especie de teatro de operaciones al estilo Top Gun.

En 2009, la Fuerza Aérea se dio cuenta de la existencia de un nuevo avión teledirigido, previamente secreto, operado en conjunto con la agencia de inteligencia. El RQ-170 Sentinel tenía su base en el sur de Afganistán a corta distancia de Irán. En diciembre de 2011, un centinela se estrelló en la frontera entre Afganistán e Irán y fue capturado por las tropas iraníes.

Ni el Predator ni el Sentinel son particularmente de alto vuelo ni pueden flotar o brillar en azul. Y tampoco tienen la energía eléctrica para mezclar los radares y los equipos de navegación.

Abundan los rumores de que la Fuerza Aérea y la CIA operan un nuevo y sigiloso dron que no ha sido revelado al público. Incluso si lo hacen, es poco probable que el nuevo UAV sea capaz de realizar un vuelo hipersónico de Mach-10. El Pentágono sigue luchando por alcanzar el Mach-5.

Así que si los F-14 iraníes realmente están persiguiendo OVNIS súper rápidos, de vuelo súper alto y letales, ¿qué son exactamente? Quién sabe.

Fuente: nationalinterest.org

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. proyectosigno.com distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

Le puede interesar

Leslie Kean

Periodista dice que la hipótesis de los extraterrestres podría ser la mejor opción para explicar los avistamientos de OVNIs

Leslie Kean es una periodista de investigación que ha estado estudiando los avistamientos de OVNIs …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *